La cobertura del WiFi en nuestro hogar es un problema si vivimos en una casa con varias plantas o en un piso grande con bastantes paredes y habitaciones de por medio. Por ello, vamos a recopilar los mejores trucos y maneras y cómo mejorar el WiFi en casa para que aumente la cobertura, la velocidad, la señal y su estabilidad.

1.      Ubicación: evita elementos que hagan interferencias o bloqueen la señal

El problema más común es que el router esté demasiado lejos del dispositivo que queremos conectar. Por ello, tenemos que analizar la colocación del router. Es posible que cambiar la posición, aunque sea un par de metros puede cambiar radicalmente la señal del WiFi.

Comprueba tu velocidad y ping en Test de Velocidad

Es importante analizar qué hay alrededor del router. Tenemos que intentar que haya la mayor distancia posible ante obstáculos, como paredes o techos, aunque sin alejarnos mucho de la zona a la que queremos dar cobertura, siguiendo las siguientes indicaciones:

  • Evitar superficies o grandes paneles metálicos. Por ejemplo, colocar el router detrás de la televisión hará que la pantalla bloqueé gran parte de la señal.
  • Evitar esconderlo en un cajón o ponerlo en una estantería cubierta, pues estaremos bloqueando la señal.
  • Es recomendable alejar el router lo máximo posible de las redes de los vecinos.
  • Colocar el router en una zona elevada y lejos del suelo con pocos obstáculos
  • Alejarlo de microondas y teléfonos inalámbricos (éstos operan en 2,4 GHz, por lo que es posible que si la interferencia es fuerte te llegue mejor cobertura incluso con la red de 5 GHz)
  • Alejarlo de zonas con muchos cables o bombillas halógenas para evitar interferencias.